lunes, 14 de septiembre de 2015

Descubrimientos interesantes en el barrio del Real de Melilla



Publicado el 31 de octubre de 1914 en la revista “África Española”



Se vienen realizando hace algún tiempo trabajos de excavación para dar salida á las aguas que vierten los altozanos en que se hallan instaladas las dependencias y pabellones del Cuerpo de Intendencia, en las inmediaciones del Zoco, con fondak, esto es, al Norte del citado barrio.


El Zoco año 1909


Las obras que se efectúan en dicho sitio, las lleva á cabo la Junta de Arbitrios, bajo la dirección del ingeniero señor Moreno Lázaro, y sobrestante señor Lacaci.



Las excavaciones de que vamos á ocuparnos, están situadas en la enfilación de la calle de Salamanca, y van del barranco de Mezquita á los Depósitos de Administración Militar.




Hace días, se dio con una capa caliza de 50 centímetros de espesor, que costó gran trabajo romper por su enorme consistencia. Luego, siguiendo el corte del terreno, tropezaron los obreros con una faja de canto rodado del llamado diluvial, y ya á dos metros de la superficie aparecieron, entre calizas, varios trozos de huesos humanos.



Examinando detenidamente el lugar, pudo observarse que alrededor de los huesos habla como una cintura de canto rodado, de piedra, colocada artificialmente, indicando su dirección y tamaño, un enterramiento.



Los obreros, hábilmente dirigidos, fueron separando cuidadosamente, la caliza en que estaban mezclados los restos humanos,  y hallaron un hueso con cuatro pulseras de cobre, unidas unas á otras por la acción del tiempo.


Cauce río Mezquita bario Real Melilla 1914

Continuada la excavación se hallaron, también en otro hueso, dos pulseras más. Afanosamente se buscó el cráneo, que no ha aparecido, cosa que no es de extrañar por hallarse el enterramiento en calizas que han pulverizado los huesos hasta el extremo de que el mayor de los hallados tendrá un largo de diez centímetros.

Las pulseras, que como decimos, son de cobre puro, tienen un diámetro de varios centímetros.

En las proximidades del sitio en que se hallaron los restos, han aparecidos dos cantos rodados de lava. Los obreros que dieron con ellos, se disponían á tomar fuerza para sacar las dichas piedras, viéndose sorprendidos al hacerlo, por su poco peso.

Los trozos de lava, son de color castaño, se hallan recubiertos de caliza, y se ve en ellos un sinnúmero de celdillas.


Bario del Real estremo oeste


El general Villalba, celoso Presidente de la Junta de Arbitrios, ha dispuesto se continúen las excavaciones con gran cuidado para en caso de nuevos hallazgos poder determinar con el mayor número de detalles la forma en que se presenta y ver si algo de ello pudiera ser útil, científicamente considerado.



En opinión de los técnicos, la capa caliza de 50 centímetros de espesor, exigió muchos siglos para su formación, así como también la siguiente de piedra diluvial.


 Bario del Real estremo este


Suponen que los cantos rodados de lava encontrados aún más abajo, proceden de un volcán en actividad, lava que el fenómeno sísmico que determinó la rotura del continente por el Estrecho de Gibraltar, debió trocear en las faldas de los montes ó en los valles en que estuviera depositada, y que las lluvias torrenciales subsiguientes al fenómeno, pudieron arrastrar, convirtiéndole en canto rodado, hasta el lugar en que han sido hallados.

No hay comentarios: